lunes, 7 de julio de 2008

Bukowsky

No hay mucho que decir de este tipo. Solo que escribió la poesia más cruda que se haya hecho jamás. Solo que describió la vida en su justa dimensión como una sonrisa con olor a mierda, que vivió la vida conociendo ambos extremos: la opulencia y la felicidad pero tambien la miseria y el abandono. Supe de Bukowsky por un libro que me regalaron, y aun hoy hay veces que lo encuentro perdido entre los libros que tengo en casa y me sigue impresionando la forma que tiene Bukowsky de retrar situaciones que a todos nos han sucedido. Y si algo se puede sacar en claro de la obra de Charles Bukowsky es que la vida no es justa, la vida es un puerta en las narices cuando tus esperanzas intentan mantenerse en pie, y caes.. pero al caer te das cuenta que caer no es tan malo. Todos caen. Y todos nos levantamos.

Solo una muestra de dos poemas de Bukowsky que engloban el sentir.

Culminación del dolor

Oigo incluso cómo ríen las montañas
arriba y abajo de sus azules laderas
y abajo en el agua los peces lloran
y toda el agua son sus lágrimas.
Oigo el aguan en las noches que consumo bebiendo
y la tristeza se hace tan grande que la oigo en mi reloj
se vuelve pomos en la cómoda
se vuelve papel sobre el suelo
se vuelve calzador, ticket de lavandería
se vuelve humo de cigarrillo
escalando un templo de oscuras enredaderas...
poco importa poco amor o poca vida
no es tan malo
lo que cuenta es observar las paredes
yo nací para eso
nací para robar rosas de las avenidas de la muerte.



Para Jane

225 días bajo la hierba
y sabes más que yo

hace mucho que te has quedado sin sangre,
eres leña seca en una cesta.

¿ es así como son las cosas?

En esta habitación las horas del amor
aún hacen sombras.

Cuando te fuiste te llevaste casi todo
me arrodillo por las noches
ante tigres que no me dejan tranquilo.

lo que fuiste no se repetirá.

los tigres me han encontrado
y no me importa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aun recuerdo la primera vez que me prestaste ese libro, lo empece a leer dudando del sentimiento que pudiera ocasionarme el leer un libro de poesías, pero me di cuenta que no eran comunes ni como las conoce todo el mundo, asi que me quede bastante tiempo leyendo, hasta que no me quedo de otra que irme a jugar basket.

Narcisista. dijo...

¡¡A la bestia!!
"Los tigres me han encontrado
y no me importa".
Que profunda frase; creo que muchos nos podemos ver proyectados en ella.
Aunque...

MostroEnTurno dijo...

Pues si, meramente anónimo (ribesh) dejo de jugar basket despues de leer a Bukowsky. EL poder de la palabra escrita lo sedujo.

Y si, la frase de los tigres no tiene madres. A lo largo de sus poesias y libros Bukowsky va de la genialidad que hace que te partas de risa hasta la irreverencia contra las cosas institucionalizadas. Quizas por eso esta en el lugar donde está.